El perdón como la práctica para volver a la paz
La paz es la consecuencia de ejercer tu libre albedrío.
12 octubre, 2018
El perdón es una práctica interna que no te exige nada en la forma
9 noviembre, 2018
Mostrar todo

El perdón como la práctica para volver a la paz

El fin de la búsqueda, eso han significado para mi, las enseñanzas de Un curso de milagros.  Esto no significa que sea una verdad absoluta, caminos hay infinitos y todos vamos de regreso a casa, tu camino es el perfecto para ti, así lo has elegido y ante esto tengo una sola certeza:  Te veré allí, en donde tu y yo, y todos los que aparentemente somos varios y diferentes, somos lo mismo, Uno en el Amor.

Sin embargo un día elegí dedicarme a compartir todo lo que aprendo y verifico en mi vida, como una forma de sanar, de recordar permanentemente el Amor que somos, de expandirlo hacia ti y experimentarlo cada día en mi.  Es por ello que sé que tu Guía interno (Llámale Espíritu Santo, Maestro interno, Yo soy, Mente del Amor o la comprensión) te ha guiado a leer estas líneas, nunca, ningún suceso es casual, tu lo has pedido y yo estoy aquí, con esta enseñanza, en tu experiencia gracias a tu elección.  De manera que sé que lo interpretas desde tu percepción y así es perfecto, yo he pedido inspiración para ser solo un instrumento del mensaje de Dios.

Dice Un curso de milagros:

El perdón es el recurso de aprendizaje excelso que el Espíritu Santo utiliza para llevar a cabo ese cambio en nuestra manera de pensar”,


el cambio hace referencia a transformar nuestra mentalidad del miedo al Amor.  Que en otras palabras es aprender a ver con los ojos de Dios.

Si te das cuenta este perdón, no tiene nada que ver con el perdón que nos han enseñado nuestros ancestros, cultura o sociedad, este perdón es un recurso muy sencillo y a la vez el más valioso que he encontrado para mi vida y mi paz interior en este camino de crecimiento espiritual. 

El perdón es una corrección necesaria para todos los errores que hemos cometido. Perdonar a otros es la única manera en que nosotros mismos podemos ser perdonados, ya que refleja la ley celestial según la cual dar es lo mismo que recibir.”​​​​


En el mundo del ego, es decir, en el mundo físico que percibimos, en el cual el objetivo es mantenernos atados al miedo, la enseñanza del perdón hace referencia a las diferencias, a las comparaciones odiosas entre víctimas y victimarios que se agreden para luego renunciar a dañarse frontalmente, pero cuyas heridas no sanan totalmente por más que la “víctima” crea que ha perdonado.

Una estrategia hábil y engañosa del ego para que no recurras al perdón verdadero es que tengas un concepto errado de lo que significa el perdón, para que de este modo te resignes a vivir con esa incomodidad en el corazón que no se va, con la sensación dolorosa que crees que el tiempo o la distancia podrán diluir…  Todo esto te hace evadir el sentir y enterrarlo en tu mente inconsciente, así el ego garantiza que el bucle de proyecciones de conflicto continúa y con ello perpetúa tu sufrimiento.

 Si, el ego es un sistema de pensamiento que se basa en eso, en el engaño, el miedo, el conflicto y la creencia en la separación, lo complejo allí es que al desconocer como funciona, nos hace títeres y ejecutores inconscientes del plan absurdo que ha urdido en contra del Amor.

La mente que no perdona vive atemorizada, y no le da margen al amor para ser lo que es ni para que pueda desplegar sus alas en paz y remontarse por encima de la confusión del mundo. La mente que no perdona está triste, sin esperanzas de poder hallar alivio o liberarse del dolor. Sufre y mora en la aflicción, merodeando en las tinieblas sin poder ver nada, convencida, no obstante, de que el peligro la acecha allí.”

Un curso de Milagros



El auténtico perdón te recuerda la inocencia de tu hermano y la tuya, el auténtico perdón te devuelve el recuerdo de la unidad, el Amor y la paz infinita que sobrepasa todo entendimiento.  El auténtico perdón sana tu corazón completamente y te guía por un camino de deshacimiento del ego que a su vez te permite vivir una vida cada vez más liviana y armoniosa.  El auténtico perdón te libera de la vulnerabilidad y el victimismo, te responsabiliza de tus elecciones, te permite trascender el miedo, la culpa y el sufrimiento, y te devuelve tu poder esencial.


El perdón es la única práctica que te devolverá la paz y la libertad real, a partir de un cambio de percepción de la vida, de las personas que te rodean y de ti mismo.



“El perdón es el medio que nos permitirá recordar. Mediante el perdón cambiamos la manera de pensar del mundo. El mundo perdonado se convierte en el umbral del Cielo, porque mediante su misericordia podemos finalmente perdonarnos a nosotros mismos. Al no mantener a nadie prisionero de la culpabilidad, nos liberamos. Al reconocer a Cristo en todos nuestros hermanos, reconocemos Su Presencia en nosotros mismos. Al olvidar todas nuestras percepciones erróneas, y al no permitir que nada del pasado nos detenga, podemos recordar a Dios.”

Un Curso de Milagros


El perdón es un trabajo de todos, pues solo a través del proceso de sanación interno lograremos deshacer la culpa inconsciente que nos tiene sumergidos en este mundo de carencia, enfermedad, ataque y dolor, para devolvernos el paraíso del que somos herederos por ser Hijos de Dios.


El perdón es un recurso que no ejecutas solo, siempre vas de la mano del Espíritu Santo, de manera que no te permitas pensar que no puedes, no lo haces tú, lo hace el Amor a través de ti.



“Tu perdón es lo que lleva a este mundo de tinieblas a la luz. Tu perdón es lo que te permite reconocer la luz en la que ves. El perdón es la demostración de que tú eres la luz del mundo. Mediante tu perdón vuelves a recordar la verdad acerca de ti. En tu perdón, por lo tanto, reside tu salvación.”

Un Curso de Milagros

Es importante recalcar que el perdón no tiene nada que ver con lo que haces en la forma, puedes perdonar a tu ex pareja y elegir separarte de ella, puedes perdonar y aceptar completamente a tus padres aunque ya no estén en el plano físico.  Lo que importa es tu sanación y la paz infinita que recibes a cambio de este milagroso proceso.

El perdón es la práctica espiritual por excelencia que te mueve a una espiritualidad sentida y experiencial.   El perdón te permite recordar tu verdad: inocente, perfecta, eterna, total.

Que tu espiritualidad no se quede en conceptos, que te permita vivir el Amor incondicional, el Reino de los cielos que habita en ti.

“El Cielo es el estado natural de todos los Hijos de Dios tal como Él los creó. Ésa es su realidad eternamente, la cual no ha cambiado porque nos hayamos olvidado de ella.”

Un Curso de Milagros


Te abrazo en Amor y Servicio.

María del Mar Ríos.

Si quieres conocer más acerca del perdón te invito a que veas el siguiente vídeo:

2 Comments

  1. Ricardo Lopez dice:

    Espectacular, Dios te bendiga!!!

  2. Judy dice:

    Excelente artículo, toco mi corazón. Gracias ??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.